lunes, 30 de agosto de 2010

El cuarto aniversario

Hoy ha sido mi primer día en la nueva oficina al sur de Frankfurt. Resulta duro tener que levantarse una hora más temprano todos los días y tener que depender del transporte público, pues antes me bastaba con dar un breve paseo y ya estaba en el trabajo. Supongo que en unos días me acabaré acostumbrando; sólo necesito más tiempo.

Según mi agenda, hoy también se cumplen cuatro años del día en que dejé de estar en Senogul, el grupo que co-fundé en verano de 2002, con lo que ya llevo tanto tiempo fuera del grupo como lo estuve dentro. Por aquel entonces la música era lo más importante para mí, pero se puede decir que tuve suerte: gracias a esa ruptura pude ponerme a trabajar en serio como traductor, venirme a Alemania y tener una familia. La alternativa habría sido quedarme en Asturias sufriendo la deriva del grupo hacia un tipo de música por el que no sentía interés, y así he podido tener la oportunidad de trabajar como traductor en series de videojuegos como Animal Crossing, Super Mario Galaxy (en un juego ya considerado "uno de los mejores de la historia") y Donkey Kong. Cuando una puerta se cierra, otra se abre.

2 comentarios:

La navaja en el ojo dijo...

Así me gusta: con optimismo. Y siempre puedes fundar otro grupo allí.

Danda dijo...

Poder puedo, claro. Pero no tengo mucho tiempo libre, que todo el que tengo lo dedico a jugar con mi hijo, ni tampoco demasiadas ganas. Nunca pensé que fuera a pasarme algo así en la vida, con lo importante que era para mí la música, pero llevo seis meses sin tocar la batería y tampoco lo echo de menos.

Pero bueno, hay épocas para todo. También llevaba casi diez años sin hacer cómics, y en un par de semanas estreno una serie nueva. ¡A ver si me acuerdo de poner el enlace por aquí cuando se publique!