martes, 3 de febrero de 2009

Mundo pedestre

Normalmente en el blog he estado evitando las entradas en plan "diario personal" que sólo tienen interés para mí, aunque desde el principio me hubiera gustado escribir alguna de vez en cuando (por ejemplo, mi periplo del año pasado con las estrictas aduanas alemanas). Pero claro, últimamente no estoy actualizando esto nada de nada, así que voy a empezar a hablar de mi vida. Es mejor aburrir a la gente que no darles nada que leer, ¿no? Pues venga, voy a contar lo que hice estos últimos días en Frankfurt.

Este fin de semana me lo pasé muy bien. Estuve todo el sábado montando dos leksviks macizas, y viendo unas pelis... Ha sido todo un lujazo.

Las dos leksviks negras (si eran negras me salían más baratas) eran justo lo que estaba necesitando. Me hacía falta un sitio donde meter todo lo que tenía guardado en los cajones desde mi reciente mudanza, y ya estaba harto de los típicos muebles de cartón de Ikea. Necesitaba algo de madera como fuera, y siempre me gustó el diseño de estos estantes.

2 comentarios:

La navaja en el ojo dijo...

Jajajaja. Lo mejor es que en inglés todavía tendría más doble lectura si utilizases la palabra "rack" que significa "estante" y "tetas". Algo así como, menudo rack tenían las leksviks.

Danda dijo...

Si algún día estoy tan enfermo como para hacer una versión inglesa de esta entrada, lo recordaré :-D